Líder ¿Con quién tú cuentas?

Para introducir este tema, sugerido por un lector, quisiera empezar con algunas palabras sacadas del libro "El hombre con actitud de hormiga"-

Mensaje libro 1

No siempre los que realizan una actividad se detienen a guiar a otros para que continúen la labor, aquí se encuentra un grabe error. Cuando cursaba la universidad recuerdo las palabras de un profesor en el aula: aprendan leyendo de los libros, porque lo que yo sé no se lo enseño, ustedes serán mi competencia cuando salgan a buscar empleo”.  Esta es una mentalidad mediocre.

Si como superior  crees que al enseñar a tus subordinados perderás el puesto de trabajo y  prefieres que cada vez que se vaya a realizar una actividad te pregunten primero, simplemente dejarás de tener más tiempo para aprender nuevas cosas, tu tiempo será muy limitado y la carga de trabajo muy pesada y como consecuencia te estarás hundiendo en tu propio quehacer. 

Si no dejas que tu personal  se desarrolle en la labor y sienta responsabilidad hacia sus funciones y su aprendizaje, nunca serán independientes. Si los que están a tu alrededor a tu entender no aportan nada interesante, ¿de quién esperas aprender en la vida?

 

"Hacer bien un trabajo no lo es todo, se debe siempre buscar la forma del cómo se mantendrá con el paso del tiempo la mejora que se ha implementado".

 

Es importante saber con quiénes se cuenta al realizar una tarea. Ser profesional no implica solamente saber hacer bien un oficio, sino más bien el poner ese conocimiento y destreza al servicios de otros.  

En el mundo empresarial se pueden observar muchos  jefes que prefieren dirigir desde la cúspide de su oficina y piensan que así son líderes. El liderazgo se consigue a través del trato.  Para lograr influir en la gente debes estar presente, conocerles, mostrar interés en su persona y brindar lo necesario para que realicen su labor.

Tu carácter, tus emociones y tu actitud es lo que determinará tu verdadero liderazgo.

Las  personas son el motor de toda empresa, sin manos para manipular las máquinas éstas no funcionan. La esencia de toda empresa descansa en su personal. Todos son igual de importantes.

Como líder no exijas que tu gente sean idénticos a ti, cada persona es diferente y tiene dones distintos que puede ir desarrollando a la medida que se le permite ir conociendo sus fortalezas y debilidades. Debes aprender a dejar que los demás demuestren sus talentos, apoyarlos y corregirlos en el momento oportuno, sin atropellar nunca su persona.

Un jefe puede decir que es un líder cuando sus seguidores se sienten comprometidos con él, cuando éstos logran identificarse con su sentir, comparten la misma visión y valoren la importancia del desarrollo mutuo.

Si tu gente no logra identificarse contigo, con tu sueño, es imposible que puedan darte más de ellos.

 

¡La motivación es intrínseca, pero se provoca! 

 

Tomado del libro: "El hombre con actitud de hormiga". Liderando para transformar vidas. Alexandra Liberato

 

Qué  opinas de este tema?

Recuerda que tus comentarios, preguntas y aportes son muy importantes.

 

 

Con cariño,

Alexandra Liberato

 

 

Visto: 653

contacto

El servicio es lo que engrandecerá tu vida. Puedes contactar conmingo a través de las siguientes vías:

Email: alexandra@alexandraliberato.com

Teléfonos: 829-305-5892