Tú Grandeza!

 El sentimiento de grandeza, de éxito o triunfo,  es lo que nos mueve a conquistar un nuevo día.  

 Pero, ¿qué pasa cuando no logramos realizar nuestros sueños como lo habíamos imaginado?

Grandeza eres tu

 Muchos se desilusionan de la vida, otros se sienten derrotados y algunos ven todo lo sucedido como una oportunidad para un nuevo comienzo.  Sí, así es, esas personas cada vez que caen vuelven a levantarse y comenzar de nuevo, ven en la caída una enseñanza necesaria para continuar en busca de sus sueños.

 Hoy me gustaría hablar un poco de estos tres estados de ánimo que muchas veces nos identifican: desilusión, derrota y esperanza.

La desilusión por la vida. 

  Vivimos planificando nuestra vida todos los días y cuando no alcanzamos lo que queremos, muchas veces en el modo que habíamos planificado, se nos derrumba todo un castillo y le damos paso al sentimiento de la desilusión. Nuestras expectativas no fueron satisfechas y dejamos de soñar.

 Dejamos de construir una vida con intención y andamos por el mundo como moribundos, sin ánimo.  No hacemos nada por cambiar. Siempre los pensamientos negativos están ante cualquier oportunidad que pueda presentarse.

 Te has preguntado alguna vez ¿cuáles serían los resultados de vivir una vida de este modo?  ¿A quién perjudicas con esta actitud?

 Sentimiento de derrota.

 Vivir una vida en competencia te hace sentir menos cuando no alcanzas obtener lo que deseas. Muchos viven para ostentar grandes méritos y sentirse así personas de éxito. Pero, ¿qué pasa cuando tus sueños no logran realizarse como lo esperabas? Aquí empiezas a vivir con la actitud del derrotado y te dedicas a buscar excusas para no continuar.

 Vivir no es competir.  En esta vida llevamos una gran carrera y debemos terminarla, pero tu eliges el inicio y el final de ella. Tú eliges si dejar huellas en el camino o simplemente pasar.

 ¿Cuál es la ganancia del sentimiento de derrota? Es que acaso la vida es sólo un proyecto, un sueño, un sentimiento.  

 Esperanza.

 Saber que más allá del aquí y ahora se encuentra algo mejor, eso es vivir con esperanza.  La vida no termina con este sueño, proyecto o situación.  Más allá de lo que puedo ver en este momento sé que me espera algo mejor.

 Sí, vivir con esperanza es lo que te hace sentir grande, importante, triunfador...

 Después de la caída vienen nuevos retos, te levantas, sacudes el polvo y guarda la enseñanza de aquella caída, pero continúas.

 Vivir es tener la certeza de un mañana mejor. El mañana se construye hoy con tu actitud, tus elecciones, tus decisiones.  Eres tú el hacedor de tus sueños, otros pueden participar pero no interferir. La decisión es tuya!

 Ciertamente, la vida es un camino con muchas sorpresas, pero es la misma persona  quien da la importancia que ameritan cada una de ellas.

 Si decides vivir para ser mejor todos los días, aprendes a tener el control de tu vida, tus sentimientos y tus decisiones.  La vida es hermosa, pero eres tú el que dibujas en ella.

 

 Ahora pregunto, ¿cuáles son esos sentimientos que traes contigo, hoy y ahora?

 Tú puedes darte una segunda oportunidad, no dejes que la oscuridad del anochecer te impida ver la luz del amanecer.

 Cuando aprendes a vivir con esperanza, con gratitud con ilusiones, ahí es cuando realmente tú eres grande.  Tú construyes tu grandeza con tu actitud.

 Eres tú la única persona responsable de tus sentimientos y tus decisiones. ¡Aprende a vivir para ser mejor todos los días!

 

 

 Con cariño,

 

 Alexandra Liberato

 

 

 

 

 

Visto: 1038

contacto

El servicio es lo que engrandecerá tu vida. Puedes contactar conmingo a través de las siguientes vías:

Email: alexandra@alexandraliberato.com

Teléfonos: 829-305-5892 

 

DONAR