Los 7 pasos iniciales para transformar tu vida

transformacion

¿Puede una persona transformar su vida?

Ya lo creo que sí.  Todo es cuestión de desearlo y comenzar a trabajar en ella. Tú puedes cambiar tu percepción de la realidad, de lo que es posible y liberar, con ello, tu potencial de las ataduras autoimpuestas del pasado.

Aquí te detallo los 7 pasos que  ayudaron en mi transformación y ahora los comparto contigo para que empieces a disfrutar de tu vida, tu entorno, tu trabajo y tu familia.  Recuerda, la transformación es un cambio paulatino, pero debes ser consistente para obtener todos sus beneficios.

 Tú puedes!!! 

1. Valórate.

Este es el primer paso para iniciar la transformación.   Reconocer lo valioso, importante y lo especial que eres.

Comenzar a valorarte como  persona, reconociendo tus virtudes y talentos.  Todos nacemos con un talento, a veces se nos olvida otras veces lo desconocemos, pero tú eres especial, eso lo debes reconocer y comenzar a conquistarlo.

Genéticamente todos somos iguales, compartimos el mismo ADN, te has preguntado entonces, porque otros viven diferente y disfrutan más lo que hacen, te lo explico en  una sola palabra: Actitud.

Es la actitud lo que nos hace ver las cosas distintas,  puedes ver el camino lleno de rosas o lo puedes ver lleno de espinas.  Puedes encontrar el vaso medio lleno o encontrarlo medio vacío.  Todo depende de tu actitud.

 

2. Ten Una Actitud Positiva.

Si otros pueden, tú también puedes conseguirlo.  Nada es imposible para aquellos que se deciden a lograr sus metas. La actitud positiva es la que diferencia al hombre de éxito porque ve en todo la oportunidad de mejorar y hacer las cosas distintas.

Eres tú mismo el hacedor de tus sueños, nada ni nadie te puede detener.  Porque te conformas con poco cuando puedes lograr mucho mas.  Es con tu actitud que puedes ver los errores  como oportunidades para encontrar nuevos caminos que recorrer y disfrutar de nuevos retos que te ayudaran a disfrutar de una vida más placentera.

Si piensas que eres una persona prospera lo serás, si piensas que eres un tonto también lo serás.   Todo es cuestión de actitud, tú eres lo que piensas la mayor parte del tiempo.

Si tienes la actitud, la mentalidad y las ganas de luchar todo está a tu alcance.

El conocimiento guía tus pasos; la actitud hace que avances a pesar de los obstáculos y de las circunstancias; la disciplina y el trabajo son los pasos que te mueven. De faltar uno los otros dos se vuelven inútiles. En cambio, los tres juntos hacen milagros, convierten lo imposible en posible.

 

3. Prepara un Plan de Vida (Deseo).

No camines a ciegas, ten un plan de vida.  Comienza a conocer lo que quieres en la vida y prepara un plan para alcanzarlo.

Conocer lo que deseas para ti es lo primero, de este dependerá todo lo que vas a conseguir.  Recuerda que tu actitud debe estar enfocada en que tu puedes y que los errores son oportunidades para continuar mejorando.

Si tu primer plan no te funciona puedes cambiar de rumbo, no te estanques.  Observa la enseñanza del primero y mejóralo en el segundo.

Observas  en qué inviertes tu tiempo ahora,  mira los resultados que obtienes de su uso, y determina qué planes tienes para mañana y a donde te diriges y como terminarás probablemente. Si quieres cambiar el curso de tu vida comienza con educarte.

Examina tus resultados y proyéctate a 5 años vista. ¿Dónde estás? ¿Te gusta lo que ves? Si la respuesta es “no”, es hora de cambiar de rumbo.

Para iniciar un cambio sólo necesitamos una cosa: una decisión.

 

4. Decídete.

Ya tienes el deseo de transformar tu vida, ahora es tiempo de decirte a iniciar el cambio.

Si tú decides cambiar, el cambio ya se ha iniciado.  Esta es una idea poderosa. “Hoy voy a dejar de fumar”; “hoy empiezo a entrenar”; “hoy empiezo a leer al menos media hora cada día”; “hoy inicio mi negocio”; “hoy se inicia una nueva vida, hoy cambio de camino”.

Las decisiones son las que llevan a las acciones, las acciones forman hábitos y los hábitos son los que establecen los resultados que queremos en la vida.

 

5. Trabaja la Determinación.

Una nueva vida se inicia con la chispa de tu decisión. Pero la decisión no es suficiente para que el cambio se materialice, necesitas que la chispa se convierta en fuego, en un fuego que nunca se extinga, a pesar de las adversidades que se presenten en su camino. ¿De qué hablamos? En una palabra: determinación. La determinación es el compromiso firme con tus objetivos.

Son las personas con una firme determinación para lograr algo las que finalmente lo consiguen. Debes estar determinado a no ceder ante el primer error, fracaso o falla, llámalo como tú quieras.  Debes tener determinación de no dar marcha atrás.

Grandes dosis de determinación suplen en muchas ocasiones carencias de preparación o de cualidades, ya que cuando estás absolutamente determinado a lograr algo, siempre serás capaz de encontrar algún camino que te lleve hasta allí.

La determinación es la cualidad que se encarga de alejar la posibilidad de abandonar y tirar la toalla a lo largo del camino.  Convirtiéndote en una persona determinada, son muy pocos los obstáculos que te podrán detener. Es quemar la vela y echar a andar.

Detrás de todos los grandes éxitos y avances de la humanidad siempre ha estado presente en sus protagonistas una férrea determinación.

La determinación es lo que separa a los simples soñadores de los realizadores. Es la determinación  lo que hace que los sueños se conviertan en realidad.

 

6. Ejercita la Disciplina.

Basta de hacer las cosas a medias,  debes hacer lo que tengas que hacer tengas ganas o no.

Basta Ya!  Es hora de levantarte y hacerle rumbo a tu vida.

La disciplina es  la capacidad de pasar a la acción aunque no tengas motivación.

La motivación es pasajera. La transformación es duradera.

La disciplina puede desarrollarse. Es igual que entrenar un músculo o aprender una nueva habilidad. Para lograrlo debes comprometerte, armar un plan, decidirte y tener la firme determinación de conseguirlo, con esto estarás desarrollando la disciplina.

 

7. No te Conformes con lo Primero.

No te conformes con hacerlo igual que ayer, hazlo mejor.

Ser ambicioso no es malo, ser avaricioso si lo es.  Malo es aquella persona que no quiere trabajar, que no quiere correr riesgos. 

Si eres severo contigo mismo la vida puede ser muy placentera, pero si eres placentero contigo mismo la vida puede entonces ser muy severa. (Alex Dei)

 “Lo imposible se vuelve posible cuando juntamos el conocimiento propio, la actitud, la decisión, determinación y la disciplina”

 

 

Si te gusto este artículo y crees que puede ayudarte, no dejes de compartirlo para que otros también se puedan enriqueces de estos conocimientos.

 

Con cariño,

 

Alexandra Liberato

Visto: 1695

contacto

El servicio es lo que engrandecerá tu vida. Puedes contactar conmingo a través de las siguientes vías:

Email: alexandra@alexandraliberato.com

Teléfonos: 829-305-5892