Vivir de una manera plena y total!

La revolución más grande de mi vida es el descubrimiento de que los individuos pueden cambiar los aspectos externos de su vida cambiando las actitudes internas de su mente.

William James

 

La calidad de tu vida está relacionada con la calidad de tus pensamientos.

 

Quisiera compartir con ustedes esta historia que podría llevarles, como lo hizo conmigo, a ver la vida desde otra perspectiva. Vivir  cada segundo de nuestra vida es lo que nos permite vivir plena y satisfactoriamente el día a día.

  

Cuenta, este doctor (Edmundo Velasco) que en una ocasión llegó a su consultorio una mujer que había perdido a un hijo en un accidente automovilístico, el hijo había fallecido al ser atropellado por un autobús cuando él iba manejando su motocicleta, el conductor del autobús no respetó el semáforo en rojo de alto, por lo que el hijo de esta mujer no había tenido ninguna culpa en el accidente, lo cual aumentaba la molestia de los miembros de la familia hacia los acontecimientos.

 

Le platicó en ese entonces está maravillosa mujer, que cuando regresaban en el auto a casa, después de haber enterrado a su hijo, les pidió al resto de la familia que se detuvieran por un momento en una iglesia, ya que ella quería darle gracias a Dios, los demás hijos de la señora inmediatamente molestos respondieron, ¿mamá, quieres darle gracias a Dios del accidente?, ¿Quieres darle gracias a Dios de que el conductor del camión no respetó el semáforo en alto y atropello a nuestro hermano?, la mujer simplemente les contesto: “Quiero darle gracias a Dios, porque Dios me presto a tu hermano por 28 años, quiero darle gracias a Dios, porque Él me permitió disfrutar de su hermano durante todos estos años y creo que lo menos que merece Dios, es una aplauso por todo este tiempo de alegrías en el que me permitió gozar de su hermano”.

 

Así que esta mujer no podía cambiar los hechos consumados, es  decir, la realidad (la muerte de su hijo). Esto es algo que nadie puede hacer, sin embargo, lo que sí pudo hacer fue decidir cómo  quería que este evento se grabara en su cerebro y entonces decidió improntar este evento sumamente doloroso y difícil de la manera como se los he narrado.

 

Esto de ninguna manera elimina el dolor por la pérdida de su hijo, pero si le permite seguir viviendo con una mejor calidad de vida y de una mejor manera y poder enfocarse en el resto la familia y en el resto de su propia vida.

 

Otra persona en su lugar quizá se hubiera enojado con Dios, con la vida y con las circunstancias que le habían causado este enorme dolor, es decir, hubiera visto en el evento sólo su parte dolorosa, y tal vez estaría sintiendo una rabia inmensa contra el conductor del camión, así que tal vez hubiera pasado el resto de su vida con amargura, y así haber generado algunas enfermedades como consecuencia de sus pensamientos negativos y con esto quizá haber afectado al resto de su familia de manera negativa.

 

No podemos cambiar el mundo, pero sí podemos cambiar la manera como lo percibimos.

 

Si en este momento de tu vida no estás viviendo de una manera feliz, entonces tienes dos caminos:

 

Uno, hacer los cambios en tu vida de manera que empieces a vivir en la felicidad, y el segundo sería, que tomes tus cosas y te retires de este mundo.

 

Las personas que obtienen resultados sobresalientes en la vida, han decidido ver, sentir y escuchar, de manera positiva el mundo.

 

Finalmente la elección es sólo tuya.

 

Con cariño,

 
Visto: 740

contacto

El servicio es lo que engrandecerá tu vida. Puedes contactar conmingo a través de las siguientes vías:

Email: alexandra@alexandraliberato.com

Teléfonos: 829-305-5892