Así es la Vida!

Hace unos días estuve caminando por el parque y me fijé en un hermoso árbol lleno de frutos.  Estaba tan lleno que las ramas caían por el peso, hermoso, cuando lo observaba sentía como si el mismo árbol me invitara a  sentarme debajo de su sombra y ver su grandeza.

Hoy en el mismo camino, hace ya unos dos meses, pude ver este mismo árbol pero ahora no tenía sus hermosos y grandes frutos, ya se habian ido, solo estaba el árbol con hojas nuevas, tan nuevas que el color no era el mismo, parecía que este  árbol apenas estaba creciendo.

Detuve un rato mi caminata y pensé un poco en el contraste de vida de este mismo árbol; una vez lleno de frutos, lleno de vida y esplendor; hoy solo un árbol nuevo, con hojas que apenas empiezan a vivir.  

 

Esta impresión me ha llevado a pensar en la vida, en lo que somos y dejamos de ser.  Nuestra juventud, llena de vida, ilusiones, alegría, amor y esperanzas.  Muchos caminos por donde ir y que escoger, la vida es en sí una aventura por descubrir.  Muchos vivimos este tiempo como un tiempo de gracia y preparación, un tiempo de encuentros y de amor, no quisiéramos que pasaran los años y quedarnos en esta ilusión.

 

Pero la vida continúa y tenemos que dejar los frutos en el camino para alimentar otras vidas que vienen detrás, es necesario que se caigan esos frutos para poder empezar a vivir nuevamente  y solo así volver a dar vida en abundancia. 

Todo quedó en el pasado y ya dio lo que tenía que dar en su momento, ahora es tiempo de renovarse, cambiar la vestimenta y empezar de nuevo.  Solo asi tendrás vida nueva y solo asi cumpliras tu proposito en la vida.

 

La caida duele, pero no es el final.  Luego de dejar esa vida de ilusiones, se debe volver a empezar, rejuvenecer la piel para con ella traer nuevas esperanzas, nuevo entusiasmo por vivir y dejar nuevas huellas.

 

Si el árbol no se renueva no podrá dar nuevos frutos, así es nuestra vida, debemos aprender a llenarnos y disfrutar de ese gran momento, pero también debemos aprender a desprendernos de ellos y renovar nuestro sentir y nuestra vida para que vengan nuevas ilusiones y nuevas esperanzas.

 

Aprender a despojarse de lo viejo para empezar de nuevo es un Don que debemos descubrir y empezar a vivir. 

 

Si lo viejo no sale, no habrá espacio para lo nuevo.  ¿Estás dispuesto tú a desprenderte de tus recuerdos para empezar a vivir de nuevo? Que opinas...

 

 

Con cariño,

 

Alexandra Liberato

Visto: 610

contacto

El servicio es lo que engrandecerá tu vida. Puedes contactar conmingo a través de las siguientes vías:

Email: alexandra@alexandraliberato.com

Teléfonos: 829-305-5892