Actitud Hacia la Vida

A tu edad qué crees de la suerte? Dice Don Luis,
Realmente no sabía que decir, en ese momento en lo menos que pensaba era en la suerte.
Cuando tenía tu edad, dice, pensaba que una persona que se sacara un gran premio, tenía mucha suerte en la vida.
Ahora me doy cuenta que igual ese gran premio que  se sacó le podría traer una gran desgracia a su vida.
 
“Ninguna situación es, en sí misma, suerte o desgracia. Es el mismo hombre el que con su valoración y actitud las convierte en ellas” 
 
Es la misma persona que  con su actitud  hace de su vida un infierno o un cielo. Es la persona quien decide sobre su vida y sus sentimientos.
 
En la vida hay situaciones objetivas que, pueden ser oportunidades o retos.   Es a ti que te corresponde escoger una de ellas.
 
Respire profundo, sentía que aquel señor me había escuchado mientras estaba sentado; Un poco confundido pregunto,  por qué hace este comentario?
 
Hay dos modos de vivir la propia vida, responde Don Luis,
 Una es mirando a los otros y  lo que hacen, y si lo hacen bien o mal, la otra manera de verla es mirándote a ti mismo, lo que tu haces  o estas haciendo aquí y ahora, es decir ocupándote tu mismo de tu situación, siendo tu mismo responsable de tus actos y asumiendo las consecuencias de los mismos. Por eso ahora después de un tiempo analizando esta pregunta sobre la suerte, pienso que puedes tenerla o alejarla con tu actitud.
 
Me explicare mejor,
Ninguna persona puede decidir por ti, pueden persuadirte e influenciar, pero quien toma la decisión final eres tú. Recuerdo Una vez que mi padre dijo, hijo eres tú el único responsable de tus hechos.
 
Si decides hacer algo es a ti mismo a quien debes juzgar en el mañana, con querer justificar tus errores no crecerás nunca de ellos.
Se gasta mucho tiempo en fijarnos en lo que los demás están haciendo y el como lo están haciendo, y dejamos de  aprovechar ese tiempo en las cosas que se deben de hacer.
 
“Lo que te va a hacer feliz, no es lo que hacen o dejen de hacer los otros, sino lo que tú haces y el modo en que lo haces”
 
Muchas personas consideran que su trabajo es velar para que el otro haga bien las cosas, realmente no entiendo esa función,
 
Cuando tú confías en alguien, debes dejarlo actuar, si todo el tiempo estas buscando el como ha hecho las cosas, jamás esa persona estará segura de sí misma y siempre buscará tus palabras para confiar en lo que está haciendo.
 
Cuando crees que los demás pueden hacer las cosas bien, simplemente debes dejar que esa confianza se desarrolle.
 
Dejar al otro ser conlleva entonces muchas ventajas:
 
Valor propio
Confianza
Respeto
Iniciativa
Ahorro de energía, y por tanto menos fatiga y cansancio.
Rendimiento
Desarrollo personal
Vivir en el presente
 

 

Visto: 614

contacto

El servicio es lo que engrandecerá tu vida. Puedes contactar conmingo a través de las siguientes vías:

Email: alexandra@alexandraliberato.com

Teléfonos: 829-305-5892